El Chañuntuco, encuentro con una pieza tradicional del textil pewenche

chañuntuco web arsnet

Tras haber buscado por distintos lugares de Lonquimay, conversado con tejedoras y gente relacionada con la artesanía, viendo piezas muy distintas que nos decían ser chañuntucos, hemos dado por una feliz casualidad con lo que consideramos el primer chañuntuco auténtico que llega a nuestras manos. Se trata de una pieza de 120×120 cm aproximadamente, tejido en lana natural sin teñir y en la cual se puede ver claramente la técnica de anudar pelos que caracteriza al chañuntuco. Hoy es parte de la herencia familiar de Carlos Oyarce Molina, quien vive en Curacautín hace más de 30 años. La escasa información que tiene sobre el origen de la pieza nos dice que perteneció a su madre (QEPD) quien lo obtuvo, probablemente mediante regalo, en Lonquimay, lugar a donde se trasladaban en familia cada verano desde la ciudad de Victoria. De momento sólo podemos especular acerca de su origen: probablemente haya sido obtenido en el sector de Troyo, incluso puede que haya llegado desde Alto Biobio.

Haber encontrado esta pieza con varios años de uso pero de gran calidad técnica y estética nos invita a continuar el trabajo desarrollado con Artesanía Pewenche de Lonquimay, esta vez hacia la investigación del textil pewenche de este territorio.

Anuncios